top of page

Domando a la IA: El arte del prompt engineering

Por: José Andrés Martínez Silva

Director General de Estudio Elefante


Si tiene algún comentario o sugerencia agradecemos nos lo haga saber a través del correo info@estudielefante.co

Somos Estudio Elefante. ¡La fuerza detrás de las grandes ideas!


Es increíble pensar cómo hace apenas unos meses nos asombramos al poder conversar por primera vez con ChatGPT y tener la sensación de que hablábamos con un par humano. Hoy, tan solo 10 meses después, hemos integrado este LLM (y otros tantos) como parte normal de nuestro flujo de trabajo.


Este texto, por ejemplo, no será publicado hasta que no lo revise un bot encargado de corregir errores de ortografía, gramática y redacción. Además, al llevarlo a nuestra página web como una de las "Columnas de Elefantes", es probable que se acompañe con ilustraciones creadas mediante el LLM integrado en Canva o haciendo uso de las múltiples capacidades que ofrece Segmind.


Han sido meses en los que las herramientas han experimentado altibajos, pues es común ver titulares del estilo: "ChatGPT ha muerto" o "MidJourney ha muerto", para luego encontrar a los pocos días un nuevo titular (a veces en el mismo medio) del estilo: "El truco definitivo para ChatGPT".


La realidad es que ninguna de las herramientas que ocuparon los titulares a principios del 2023 ha desaparecido. ChatGPT, MidJourney y Perplexity siguen aquí y cada día se vuelven más robustas.

Es cierto también que han surgido muchas otras herramientas cuyas capacidades nos permiten compararlas y seleccionar la mejor según la tarea que queramos realizar. Por ejemplo, Claude2 es sin duda una alternativa a ChatGPT para la construcción de textos y el análisis de documentos extensos. Sin embargo, cuando se trata de abordar un proceso de diseño instruccional, es casi seguro que nos decantaremos por ChatGPT en lugar de sus competidores. Además, han surgido una serie de herramientas desarrolladas sobre LLM que se encargan de ejecutar tareas específicas como la construcción de artículos académicos, copywriting y escritura de código. Estas herramientas cuentan hoy con un importante número de seguidores y es aquí donde considero que existe la mayor posibilidad de aprendizaje y desarrollo de una ventaja competitiva.


Estoy convencido de que las personas que aprendan el arte de "domar a las IAs", como sugestivamente lo denomina Eugenio Oller en su blog Emprende Aprendiendo, o "prompt engineering" como se conoce técnicamente, podrán hacer un uso mucho más eficiente de la IA generativa. Contarán con el conocimiento necesario para lograr que la IA realice la tarea deseada y ajustarla según sus necesidades.



Hace poco, el CEO de Microsoft, Satya Nadella, dijo en un evento global que el mayor cambio traído por la IA es el cambio en la interfaz. Después de años buscando la interfaz perfecta, nos encontramos finalmente en una era en la cual el lenguaje natural es nuestra interfaz. En otras palabras, ya no es necesario aprender un lenguaje de programación; ahora podemos utilizar el mismo lenguaje que empleamos para comunicarnos con nuestros pares para instruir a la IA y configurarla según nuestras necesidades.


La ingeniería de prompts (prompt engineering) consiste principalmente en expresar correctamente, utilizando lenguaje natural, lo que deseamos lograr mediante un asistente artificial.

A medida que la IA generativa evoluciona, domarla para maximizar su potencial se convierte en una habilidad clave. Aprender el arte del prompt engineering nos permitirá sacar el mayor provecho a estas poderosas herramientas para alcanzar nuevos niveles de productividad y creatividad.


126 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page